jueves

Manuela Saenz y Aizparu (La Libertadora del Libertador)

Nació en Quito el 27 de diciembre de 1793, se educó en el Monasterio de la Concepción (Santa Catalina), para lo cual su padre hizo la entrega de 1.000 pesos a las religiosas. Aprendió tres idiomas según las tradiciones familiares y conocía a los clásicos. A los 19 años se casó con el naviero inglés James Thome en Panamá quien fuera asesinado en 1847.

El 16 de junio de 1822 conoció al gran Libertador Simón Bolívar, cuando en esta fecha hacía su entrada triunfal a Quito, precedido por su banda de guerra, llega por los ejidos del norte, sale a recibirlo Sucre, en compañía de varios oficiales. Lluvias de flores millones de aplausos y vivas, delirios, frenesí se ve en los rostros de los vencedores. Al llegar Bolívar a la Plaza Mayor, Manuela le arroja una corona de ramas de laurel. Aiza la vista Bolívar y se encuentra con los ojos chispeantes de la quiteña con su maravillosa sonrisa y con sus brazos blanquísimos, redondos, que parten de los hombros como llamaradas de amor. Sonríe más acentuadamente Bolívar, clava en ella su mirada de fuego y agradece el homenaje con una elegante reverencia. Aquel momento fue el inicio de una gran pasión y esta la historia de una vida.



Por Héctor Reinoso Calderón
Periodista