viernes

Pina Bausch, la “revolucionaria” de la danza ...

Pina Baucsch, considerada revolucionaria del teatro y la danza contemporánea, murió a los 68 años, cinco días después de que se le diagnosticara un cáncer fulminante.

Bailarina, coreógrafa y directora de ballet alemana, está considerada como la creadora del teatro-danza en su país. Sus coreografías retratan al ser humano con todos sus defectos y virtudes, y confesaba no sentirse interesada por el movimiento de las personas sino por lo que las mueve.

Ella es quien revive el espíritu de la danza alemana. De su mano y del trabajo de sus bailarines han surgido piezas tan emblemáticas como Ifigenia en Táuride, Café Mueller (1978), Bandoneón (1987), y muchas otras, tan discutidas como admiradas en todo el mundo.

Nació en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, en Solingen una ciudad situada en el corazón industrial de Alemania. Sus padres tenian un restaurante. Pina Bausch empezó muy pronto a conocer el mundo de la danza y la música, concluida la guerra.

Su arte siempre estuvo lleno de innovaciones, de ahí su fama a nivel mundial que le atrajo premios por trabajos como "Café Müller", "Palermo-Palermo", "Nerken y Masurka Fogo", e invitaciones a teatros de todo el mundo.

Fue la figura más destacada de la danza alemana, y una de las mayores de la danza internacional hasta su muerte. Recibió el premio Goethe en 2008. Falleció repentinamente cuando desarrollaba con su grupo una pieza inspirada en su última visita a Chile.

Con Dina Bauch, la danza contemporánea encontró una renovadora vertiente abstracta y expresionista, ampliando así sus fronteras, dejando de ser un género teatral diferenciado, para constituirse en una manifestación de la sensibilidad postmoderna. Las fronteras entre teatro, plástica, danza y literatura se difuminan en un espejo que le devuelve su imagen ampliada y, hasta cierto punto deformada de sus propios orígenes siendo y no siendo ballet, siendo y no siendo teatro, plástica, danza literatura e incluso filosofía.

Participó en la película de Almodóvar "Hable con ella" Comenzó sus estudios en 1955 en la Folkwangschule de Essen, donde fue alumna de de Kurt Joos y Sigurd Leeder. Tras el examen de graduación en 1959 obtuvo una beca para ampliar estudios en la Juilliard School of Music de Nueva York. Bailó en las compañías de Paul Sanasardo y Donya Feuer, Paul Taylor, con quien estrenó el Ballet Tablet (1961), el New American Ballet y el Metropolitan Opera Ballet. Pina Bausch hoy se encontraba retirada de la danza activa, salvo excepciones como su participación con el cineasta Almodóvar en la película Hable con ella.

Su carácter nómada y su enorme curiosidad por las diferentes formas de vida conducen a Pina Bausch, desde los años '80, a realizar distintas estancias en algunas de las grandes capitales del mundo. Roma, Madrid, Lisboa, Estambul u Hong Kong han sido algunas de sus sedes.

Todas sus obras se realizan con la ayuda de bailarines de diferentes razas y países, que, siguiendo el peculiar método de trabajo de la directora, se implican con su propio mundo.

El éxito alcanzado por la artista no ha estado desprovisto de violentas controversias sobre su obra. Pina Bausch ha explorado el lado más despiadado y desesperado del ser humano, por ello no es casualidad que Pina Bausch y sus obras hayan provocado reacciones tan extremas y tan antitéticas.

Fuente: Ameco